Neuroma de Morton: Síntomas y Causas

Soy Enrico Balduini y desde Fisioterapia NOVA quiero hablarle hoy de una patología relativamente frecuente en el pié: el neuroma de Morton.

INTRODUCCIÓN

El neuroma es una afectación dolorosa por engrosamiento del tejido de un nervio, que puede desarrollarse en distintas partes del cuerpo. En el pie el más frecuente es el de Morton, descrito por Thomas Morton en 1876, donde se crea una acumulación de tejido fibroso en el revestimiento externo de un nervio interdigital, que produce una inflamación de huesos y ligamentos cercanos cuando estos rozan contra el nervio.

A consecuencia de que el tercer espacio interdigital es más estrecho, en un 75% de los casos la localización será entre el tercer y cuarto dedos del pie, siendo en un 17% entre el 2º y 3, y siendo muy raro encontrarlo en el primer y cuartos espacios interdigitales, pudiendo darse la circunstancia de la presencia de neuromas en varios espacios intermetatarsales (múltiples), así como de forma bilateral. (Como se afirma en este libro)

CAUSAS

La teoría biomecánica es la más aceptada:

  • El neuroma se produce por la existencia de una dorsiflexión excesiva de los dedos, facilitada por calzado inadecuado (estrecho o de tacón alto), lo que produce un mal apoyo de los metatarsianos y el atrapamiento del nervio entre éstos, el ligamento intermetatarsiano y el suelo.
  • Alteraciones de la pisada: patrones biomecánicos pronadores, antepiés varos o supinados, pies cavos, y equinos, así como una dismetría de miembros inferiores pueden ser también causas de su origen.

Muchas personas experimentan un alivio al cambiar a un calzado de tacones bajos con más lugar para los dedos del pie.

 

SÍNTOMAS

La clínica asociada a esta patología se caracteriza por:

  • Dolor de tipo “quemante” o de descarga eléctrica, que puede irradiarse hacia los dedos.
  • Sensaciones de: estar “pisando una piedra”, acorchamiento, hormigueo, así como “sensaciones desagradables” en los dedos de los pies.
  • Hormigueo y adormecimiento de los dedos y el antepié.

El dolor mecánico en la zona anterior del pie, principalmente en el segundo o tercer espacio interdigital suele aumentar por la tarde o acentuarse después de mantener la bipedestación durante mucho tiempo; rara vez se presenta durante la noche. Puede aliviarse realizando un masaje en la zona y al principio con simple reposo; posteriormente se hace permanente y se mantiene durante días o incluso meses.

FACTORES DE RIESGO

Entre los factores que hay que evitar porqué contribuyen al neuroma de Morton se incluyen:

  • Acortamiento de la musculatura de la cadena posterior, lo cual propicia un aumento de la carga soportada en la zona del metatarso del pie.
  • Uso de calzado estrecho, tacones altos, etc.
  • Alteraciones del pie y factores anatómicos, que favorecen la irritación del nervio interdigital por compresión (por un compromiso de espacio) como: hallux abductus valgus, hallux limitus, dedos en martillo, etc.
  • Actividades deportivas como por ejemplo correr, que provocan un traumatismo continuo en la zona.

TRATAMIENTO

 

El tratamiento inicialmente debe ser conservador y resulta eficaz en casi 70% de los casos.

  • Ejercicios, Terapia manual y Fibrolisis diacutánea: como dicho anteriormente algunas alteraciones en la biomecánica del pie, pueden ser el desencadenante de la patología y es por ello que los ejercicios de estiramiento de la musculatura posterior y de reforzamiento del arco plantar nos serán de gran utilidad, buscando ensanchar el arco anterior del pie. Los músculos intrínsecos del pie contribuyen a la estabilidad del arco del pie durante la fase de propulsión, los ejercicios de potenciación de la musculatura intrínseca elevan el arco del pie, minimizando así el estrés al que se encuentran sometidas las articulaciones metatarsofalngicas. La terapia manual se va a utilizar para dar movimiento a las articulaciones hipomoviles del mesopié, antepié o tobillo para restaurar una buena biomecánica articular durante la carga estática y dinámica (de gran utilidad como se confirma en la biliografía científica). La fibrolisis diacutánea va a ser el tratamiento mas eficaz para mejorar el deslizamiento entre ligamento y nervio y trabajar las adherencias más alejadas que aumenten la tensión local del neuroma de Morton.
  • Control factores de riesgo: evitar la obesidad y las actividades que produzcan traumatismos en la zona.
  • Cambio de calzado: Es muy importante evitar el calzado estrecho, los tacones altos y por tanto elegir un calzado ancho y sin tacón para mejorar la pisada y el espacio para los dedos.
  • Uso de órtesis: plantillas ortopédicas de descarga con apoyo retrocapital, almohadillas metatarsales, que ayuden a disminuir la presión sobre el nervio. Para ello se realizará un exhaustivo estudio de la pisada al paciente.
  • Tratamiento farmacológico: inyección lidocaína y esteroides.

CONCLUSIONES

Es muy importante determinar un correcto diagnóstico diferencial y diferenciarlo de otro tipo de patologías para su resolución definitiva. Aunque principalmente el diagnostico se obtiene mediante ecografía y resonancia magnética, para ello contamos con diferentes herramientas. Desde la fisioterapia, podemos analizar la forma del píe con estudio biomecánico durante el paso. Por otro lado en la exploración física, un signo de Mulder positivo (mediante la aplicación de presión de los metatarsianos, apareciendo una sensación de “clic” dolorosa y palpable), nos puede indicar también la presencia de un Neuroma de Morton, tanto como observar formaciones callosas a nivel del arco transverso en puntos que no sean los punto de contacto del píe convencionales.

En Fisioterapia NOVA  estamos especializados en su evaluación y tratamiento.